¿Qué es la cefalea tensional?

Por el nombre de cefalea tensional se conoce al dolor de cabeza común, aquel que, alguna vez, todos experimentamos. Pueden ocurrir a cualquier edad, aunque son más frecuentes en los adultos y los adolescentes.
Se trata de un dolor continuo, no pulsátil, que por lo general se experimenta en la parte alta de la cabeza, en el cuero cabelludo o aún en el cuello. Su duración es variable, ya que puede oscilar entre unos minutos y unos días. Se lo diferencia de esta manera de otros tipos de dolor de cabeza, como las migrañas.

© liss_mcbovzla en flickr

¿Por qué se produce la cefalea tensional?

La cefalea tensional se llama así porque es producto de la tensión o contracción de los músculos de esa zona. Si no está acompañada de otros síntomas, puede tener diversas causas, como ser:

  • Una mala postura que se mantuvo durante un tiempo.
  • Ansiedad o estrés.
  • Cansancio extremo.
  • Haber forzado la vista.
  • Consumo excesivo de café o de cigarros.

¿Cómo se puede tratar?

En ocasiones la cefalea tensional no requiere más tratamiento que acostarse y relajarse durante unos minutos. Pero otras veces puede aliviarse con la ayuda de analgésicos de venta libre, tales como el ibuprofeno, la aspirina o el paracetamol. De todas maneras, si identificamos la fuente de aparición de la cefalea (por ejemplo, lentes de graduación inadecuada que nos llevan a forzar la vista, o una mala postura al utilizar el ordenador) debemos corregirnos para evitar que la cefalea tensional se repita.